Fismuler

Fismuler

Tenía muchas ganas de ir y por fin, os lo puedo recomendar. Seguro que os encantará como a nosotros que estuvimos antes del verano, el mismo grupo de amigos con el que ya había estado en los otros dos restaurantes del mismo grupo Las tortillas de Gabino y La Ancha, y la verdad que es otro acierto y os recomiendo cualquiera de ellos, aunque en esta ocasión os hablaré de Fismuler.

En breve iremos por la Gabinoteca que sigue entre nuestros pendientes, que será otro acierto seguro.

Fismuler está en pleno corazón de Madrid, en la calle Sagasta en el barrio de Chamberí ,os vais a encontrar con un restaurante distinto a los que últimamente abren sus puertas en Madrid no sólo por su cocina sino también por tener una decoración moderna, industrial y desenfadada.

La entrada es algo rara, te sorprenderá, quizá parezca algo pequeña cuando abres la puerta y de repente apareces en un espacio enorme repleto de botes de encurtidos tamaño maxi.

El local cuenta con un montón de recovecos donde hay distintos comedores e incluso un reservado;  sus paredes son de los ladrillo visto y el suelo de cemento, una estética super chula que le aporta un estilo muy nórdico. Según te vas adentrando, verás una mesa gigantesca de madera rústica que te da una idea de lo grande del espacio, creo recordar que la mesa era para unas dieciséis personas, si no conté mal. Ideal para celebraciones …apuntaros esto para lo siguiente cosa chula que vayáis a celebrar, en Madrid no es fácil encontrar una mesa de estas características aunque en ese momento había diferentes grupos compartiendo mesa y ni tan mal.

Este barco está capitaneado por Nino Redruello al que conocí por IG y debo deciros que navega rodeado de un equipo de buenos profesionales, que sin duda te van a ofrecer un buen servicio de sala, que a veces en este sector también escasea dependiendo del lugar, bueno eso será un debate para otro día…

Ellos siempre comentan en sus publicaciones que trabajan una cocina sana y sostenible, cierto es que cuidan mucho los productos y los platos que ofrecen.

Utilizan materia prima que, como imaginareis, es de primera calidad, se nota según te sirven cada plato, y no te digo cuando lo pruebas, como se aprecia.

La carta la presentan de manera informal en un folio, con bastantes opciones de verduras, arroces, pescados y alguna carne; la elección de los platos, ya os adelanto que os va a costar…. ya lo veréis….. como siempre os digo en los post, dejaros aconsejar porque también tienen platos fuera de carta y cuidado con las cantidades porque los platos son raciones hermosas.

Mientras te decides, te abren el apetito con una mantequilla sin pasteurizar que es la antesala a lo que le espera a tu paladar, ains que rico…. Tuvimos que pedir que nos retiraran la mantequilla, Peter y yo somos super fan de este aperitivo y queríamos esconder la tarrina de la mantequilla para que no se la llevaran pero nos vieron la cara.

Como ya le habíamos echado el ojo a alguno de los platos, no tomamos nada de los platos de fuera de carta aunque ya os he comentado que tenían bastante oferta, nos lanzamos a probar los boletus edulis confitados y la tortilla de bacalao para dejar espacio a los principales.

Puff, que os cuento, si es que las imágenes ya os lo dicen todo, pues que acertamos de pleno, los boletus fueron un escándalo en cuanto al sabor y la tortilla de 10, riquísima.

Para llenar las panzas. como ya acostumbramos cuando nos reunimos este grupete. tomamos arroz de berberechos con acelgas chinas, ajo y perejil, (éste fue el mío), para repetir hasta morir, sabroso y diferente. Me enamoró este plato y yo lo pediría siempre, un «must».

arroz de berberechos y acelgas chinas

Los otros, deliciosos todos, fueron el bistec de atún con piparras fritas, auténtica locura, lomo bajo de vaca con miso y mostaza, carne de lujo y la corvina a la parrilla acompañada de col, según mi amiga, hacía tiempo que no comía un pescado tan fresco y tan jugoso. La verdad es que todos los platos tienen una pinta que los tuve que probar y sin duda la corvina también la tenéis que probar, espectacular.

atún con piparras; El Mundo de Martuky
Lomo bajo de vaca con miso y mostaza; El Mundo de Martuky
Corvina a la parrilla

De postre su famosa tarta de queso, fijaros como estaría que pedimos que saliese la creadora de tan maravilloso postre, la felicitamos en persona, debió de alucinar un poco. S-U-B-L-I-M-E, es una mezcla de queso idiazábal ahumado, queso azul y queso fresco, con intenso sabor y una textura semi-líquida.

Tarta de queso; El Mundo de Martuky

Termino este post confirmando que, tras esta pedazo comilona con la que hemos disfrutado como enanos, me apunto al movimiento #fismuleando #fismulear para volver cuanto antes a probar muchas otras cosas , lo haré algún día del fin de semana e intentaré que sea por la noche porque tienen música en directo y mi amiga Mary quiere probar el escalope empanado, así que en breve, volveré.

FISMULER

Sagasta 29

Madrid

91 827 7581

www.fismuler.es

Precio medio: 40-45 €

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

1 comentario en “Fismuler”

Deja un comentario