El Talgo Bar

¿Te apetece comer en un local diferente?

Te propongo hacerlo en el interior de un vagón de tren, en el corazón de nuestra capital,  Madrid, en la zona de Retiro. Es un pequeño restaurante´o quizá sea una taberna, con una decoración original ambientada con originales detalles del mundo ferroviario coqueto y con buena cocina.

¡No te lo puedes perder! Porque ¡Lo tienes que probar!”

Estuve la pasada semana y aunque tienen terraza, con estos días de calor que nos regala nuestra ciudad, optamos por comer en el interior, estuvimos cómodos y fresquitos, disfrutando de   ricos platos acompañados de un buen servicio, de los que hacen las cosas con cariño y se nota.

Mira primero las fotos de la curiosa decoración del local, para que te vayas ambientando. Personalmente me encantan los sitios diferentes y con estilo propio, así es  El Talgo Bar.

Si trasteas en su web verás que inicialmente fue una zapatería, y el escaparate ya te ayuda a saber que te adentrarás en un entorno diferente. El escaparate es una auténtica chulada y al interior tampoco le falta detalle para realizar un sabroso viaje.

Para comer bastantes opciones de carta, aunque te recomiendo que escuches con atención las sugerencias fuera de carta que te ofrezcan, ya que fueron un acierto a la hora de elegir.

Venga, que te cuento lo que hemos compartido porque se te va a hacer la boca agua.

Iniciamos nuestro viaje gastronómico con un salmorejo para compartir y la ensaladilla rusa “El Talgo”. Cualquiera de los dos platos merece la pena.  El salmorejo perfecto de sabor, fresquito, con su huevo y jamoncito. La ensaladilla con ese toque picante que no va a más, y  que nos gustó mucho.

No podían faltar unos chicharrones de Cádiz, para los que no lo hayáis probado, ya os digo que estaba de cine, con un toque de limón que le da un punto especial al paladar.  Una de las opciones fuera de carta era la ensalada de tomate con espárragos templados y lascas de parmesano, dimos en el clavo.

Como plato fuerte, unos lagartitos de cerdo ibérico, que para quienes no lo conozcáis os digo que es una pieza de carne con forma fina y alargada que se encuentra en el costillar del cerdo ibérico, muy jugosa, viene servido con patatas fritas de las de verdad.

Para terminar su cremosa tarta de queso casera y el brownie con helado de violetas….muy buenos los dos.

Un lugar al que sin duda volveré, no solo por su comida sino también por un buen  servicio, siempre atento a los deseos de los pasajeros  del Talgo Bar, es un local para disfrutar porque es un sitio con estilo diferente…y espero que no lo dudes más para reservar.

El Talgo Bar

Calle Sainz de Baranda 21 -Madrid

Puntuación 9/10

Precio medio 28 €

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario